17 de mayo de 2019

1 Comentario

Al momento de cancelar una deuda o devolver un préstamo sólo estamos interesados en lograr “cómodas cuotas”. La mejor forma de pagar un préstamo se relaciona siempre con acortar el número de cuotas y disminuir los intereses pagados. Cuando se habla de la cuota del préstamo es importante diferenciar si son cuotas quincenales o cuotas mensuales. Solo necesitamos entender lo que implica la amortización del capital y el pago de los intereses de la deuda.

 

PRÉSTAMOS PERSONALES RÁPIDOS


 

Mango

 

► Desde $3.500 pesos

► Hasta $250.000 pesos 

► Hasta en 36 meses


 

Efectivo Ahora - Préstamo urgente

► Desde $3,000 pesos

► Hasta $35,000 pesos 

► Hasta en 16 meses


 

¿Cuál es la mejor forma de pagar tu préstamo?

 

Decidir entre un menor número de cuotas o reducir el pago de intereses  representan la fórmula mágica para establecer el mejor camino para pagar un préstamo. Al final, la combinación de ambos parámetros puede constituirse en el mejor camino a seguir. Tu asesor financiero puede convertirse en tu mejor amigo y demostrarte, con una simple fórmula, lo que implica cada una de estas opciones.

 

¿Cómo establecer el mejor camino para pagar mi préstamo?

A la hora de solicitar tu préstamo, todos nos preguntamos una cosa: ¿Cuál es la cuota que voy a pagar cada mes? Una herramienta de mucha utilidad en estos casos es algo con lo que ya cuenta muchas entidades para facilitar esa información aproximada sobre el importe de las cuotas a pagar cada mes, hablamos del simulador de hipotecas.

Esta herramienta nos va a ayudar a estimar la cuantía mensual o quincenal que tenemos que destinar a nuestro préstamo introduciendo algunos parámetros como: el monto total que queremos solicitar, el plazo de pago, nuestro aporte y las tasas de interés.

La ventaja de conocer este dato es que podemos organizar nuestro plan de pagos y gestionar nuestros recursos en base a la cuantía  que tenemos que separar cada mes para pagar nuestro préstamo.

 

 


 

 

PEDÍ TU PRÉSTAMO DESDE KREDITIWEB

Desde Kreditiweb te aconsejamos la mejor financiación adecuada a tu capacidad de pago 

 


 

Qué pasa si no puedo pagar mi préstamo

 

Dejar de pagar las cuotas de un préstamo, sea personal o hipotecario, nunca puede ser una opción cuando se nos presentan imprevistos económicos en el proceso de pago de una deuda ante una entidad financiera.

Hay que tomar en cuenta las consecuencias directas y las acciones que pueden tomar los bancos ante un incumplimiento de pago, pudiendo pasar a estar en las listas negras de las centrales de riesgo, como es Veraz.

 

Las consecuencias resultantes de no poder pagar un préstamo pueden variar dependiendo del tipo de deuda que se contraiga con la entidad:

 

       1.  En el caso de un préstamo personal

La totalidad de los bienes particulares (vivienda, vehículos, cuentas propias, nómina o pensión), registrados por el acreedor, se convierten en garantía por el préstamo recibido. En caso de impago, los mismos pueden ser embargados por acción judicial, con el objetivo de saldar la deuda.

       2. Si se trata de un préstamo hipotecario

Pudiendo ser sobre una vivienda o cualquier tipo de inmueble, la entidad bancaria puede solicitar la ejecución de la hipoteca, subastando la vivienda en el caso de que no se pueda cancelar la totalidad del préstamo.

 

En cualquiera de los casos es mejor acercarse a la entidad financiera, evaluar las opciones y negociar para evitar mayores consecuencias.

 

Consejos para no caer en el sobreendeudamiento mientras devuelvo mi préstamo

 

De nada servirá atender a los compromisos de las cuotas de préstamo establecidas, si no puedes parar el afán consumista y recurres a nuevos préstamos para atender gastos superfluos sin tomar en cuenta tu capacidad de pago real. Las estrategias de cuotas quincenales en lugar de cuotas mensuales pudieran no ser suficientes para ahorrar en intereses, por lo que es necesario cambiar las estrategias, por ello te contamos algunos consejos con los que puedes evitar el sobreendeudamiento:

 

-  Recurre a un presupuesto mensual y respétalo.

Establece prioridades, respetando el pago de servicios básicos, alimentación, educación sobre otros consumos. También debes honrar las deudas adquiridas.

-  Elimina gastos innecesarios, como intereses por consumos con tarjetas de crédito o pago de comisiones por mantenimiento de tarjetas que realmente no necesitas.

Establece tu capacidad de pago de forma realista, la cual es una medida directa de tu ingreso mensual.

-  Reunifica tus deudas y atender a los consejos de tu asesor financiero son parte de las estrategias que puedes descubrir.


Cómo ves, el camino de la tranquilidad financiera empieza en una planificación consciente, evaluando las alternativas, solicitando asesoramiento eficiente y confiando en tus asesores de Kreditiweb-arg.