29 de julio de 2019

0 Comentarios

MEJORES PRÉSTAMOS PERSONALES


Mango

 

► Desde $3.500 pesos

► Hasta $250.000 pesos 

► Hasta en 36 meses


 

Efectivo Ahora - Préstamo urgente

► Desde $3,000 pesos

► Hasta $35,000 pesos 

► Hasta en 16 meses


 

Los créditos UVA son una modalidad de préstamo en la que tanto el capital como las cuotas están vinculadas a la denominada Unidad de Valor Adquisitivo. Esta se define como un coeficiente que ajusta el segundo parámetro mencionado (la cuota) a la inflación de cada momento. Además, debés añadirle un interés fijo que puede variar entre el 3,5 y el 7 % según cada entidad bancaria. Te contamos todo lo que necesitás saber sobre los créditos UVA. 

 

¿Cómo funcionan los créditos UVA?

Una vez explicado qué son los créditos UVA, también tenés que saber que se trata de préstamos hipotecarios, no de préstamos para empresas o particulares al consumo cómo se podría pensar erróneamente.

Si tenés costumbre de trabajar con productos financieros, el funcionamiento del crédito es sencillo. No obstante, si sós profano, es imprescindible que te lo expliquen muy bien. Porque cada subida de la inflación supone un aumento de la cuota del préstamo. Y en momentos en que aquella se eleve mucho, podés encontrarte con una cantidad mensual a pagar mucho más elevada que al principio del crédito UVA que vos tenés contratado.

Por el contrario, la cuota inicial de este crédito es más baja que la de uno tradicional. En concreto, pagás aproximadamente un tercio de lo que supone en un préstamo clásico. Pero si la inflación se eleva mucho, también lo hará la cuota y podría darse el caso de que entonces lo que necesites sean préstamos para cancelar deudas.



 

Diferencias entre los créditos UVA y los préstamos personales

La principal diferencia entre un préstamo tradicional y un crédito hipotecario UVA es de tipo financiero. Las cuotas del primero se calculan en base al capital concedido y a un tipo de interés que puede ser fijo o variable.

Sin embargo, si contratás un crédito UVA, la cuota a pagar se obtiene de otra forma. También depende del capital y del tipo de interés. Pero, además, en ella tenés un nuevo factor: la Unidad de Valor Adquisitivo, que oscila a la vez que lo hace la inflación.

Así mismo, debés saber que los créditos UVA tienen otras particularidades. La principal es una cláusula que obliga a la entidad bancaria a ampliar el plazo del préstamo y a refinanciarte un 25% del mismo en caso de que los necesités.

 

Ventajas y desventajas de los créditos UVA

La principal cualidad de este tipo de préstamos hipotecarios es su cuota inicial. Esta puede ser hasta dos tercios más baja que la de un crédito tradicional. No obstante, debés fijarte muy bien porque si la inflación sube mucho, terminarás pagando una cuota mucho más elevada.

A pesar de todo, hay un caso en que no tenés que preocuparos de la inflación: cuando el salario sube igual que ella. Porque en tal caso la cuota será más alta pero también lo serán tus ingresos y, por tanto, no afectará a tu economía. Es decir, que debés fijarte en si inflación y sueldos suben a la par.

Otra ventaja importante de los crédito UVA es que se conceden más fácilmente que los tradicionales. Incluso en algunas entidades podés obtener este tipo de préstamos con Veraz o figurando en otra agencia de riesgo por impagados.


 

¿Tenés ya claro en qué consisten los créditos UVA?